El Dominio del Destino con los Ciclos de la Vida

La primera edición de esta obra se remonta a 1929. Este libro tuvo un éxito muy grande, no sólo porque los temas que en él se tratan tienen una aplicación práctica inmediata, sino también porque el sistema preconizado por su autor era completamente revolucionario para su época.

12,40

98 disponibles

La primera edición de esta obra se remonta a 1929. Este libro tuvo un éxito muy grande, no sólo porque los temas que en él se tratan tienen una aplicación práctica inmediata, sino también porque el sistema preconizado por su autor era completamente revolucionario para su época. Incluso se puede afirmar que, hasta nuestros días, no hay ningún sistema de este tipo que rivalice con la sencillez, la práctica y la eficacia de las teorías que plantea Harvey Spencer Lewis, que por entonces era Imperator de la Orden de la Rosa-Cruz AMORC.

En esta obra, el autor determina que todos los acontecimientos de nuestra vida están sometidos a la influencia de dos ciclos fundamentales: uno mayor, que corresponde al año solar, de cerca de 365 días, y otro menor, que corresponde a la jornada solar, de unas 24 horas. Dicho esto, nuestra existencia está sometida a otros ciclos que varían en duración y en importancia, según su naturaleza. Tal es el caso de las enfermedades, la fiebre, la gestación del embrión humano, la renovación de las células del cuerpo, etc. Según esto, la vida de cada individuo, tanto si tiene consciencia de ello como si no, está regida por unos ciclos bien determinados, que Harvey Spencer Lewis va analizando uno tras otro: ciclo anual de la vida humana, ciclo de los negocios, ciclo de la salud, ciclo de la enfermedad, ciclo del alma, etc.

Información adicional

Peso 250 g
Dimensiones 21 × 15 × 1.1 cm
ISBN

84-7627-095-X

Edición

2000

Autor

Harvey Spencer Lewis

Nº de páginas

163

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El Dominio del Destino con los Ciclos de la Vida”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *